Fijar los ojos

Griego: ατενιζω [atenizô] (Verbo). Fijar los ojos, fijar la vista, mirar fijamente, mirar atentamente.

Aparece 14 veces en el NT:

(1) Lucas 4: 20
"Y enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él".

(2) Lucas 22: 56
"Pero una criada, al verle sentado al fuego, se fijó en él, y dijo: También éste estaba con él".

"Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas".

(4) Hechos 3: 4
"Pedro, con Juan, fijando en él los ojos, le dijo: Míranos".

(5) Hechos 3: 12
"Viendo esto Pedro, respondió al pueblo: Varones israelitas, ¿por qué os maravilláis de esto? ¿o por qué ponéis los ojos en nosotros, como si por nuestro poder o piedad hubiésemos hecho andar a éste?"

(6) Hechos 6: 15
"Entonces todos los que estaban sentados en el concilio, al fijar los ojos en él, vieron su rostro como el rostro de un ángel".

(7) Hechos 7: 55
"Pero Esteban, lleno del Espíritu Santo, puestos los ojos en el cielo, vio la gloria de Dios, y a Jesús que estaba a la diestra de Dios".

(8) Hechos 10: 4
"El, mirándole fijamente, y atemorizado, dijo: ¿Qué es, Señor? Y le dijo: Tus oraciones y tus limosnas han subido para memoria delante de Dios".

(9) Hechos 11 :6
"Cuando fijé en él los ojos, consideré y vi cuadrúpedos terrestres, y fieras, y reptiles, y aves del cielo".

(10) Hechos 13: 9
"Entonces Saulo, que también es Pablo, lleno del Espíritu Santo, fijando en él los ojos".

(11) Hechos 14: 9
"Este oyó hablar a Pablo, el cual, fijando en él sus ojos, y viendo que tenía fe para ser sanado".

(12) Hechos 23: 1
"Entonces Pablo, mirando fijamente al concilio, dijo: Varones hermanos, yo con toda buena conciencia he vivido delante de Dios hasta el día de hoy".

(13) 2 Corintios 3: 7
"Y si el ministerio de muerte grabado con letras en piedras fue con gloria, tanto que los hijos de Israel no pudieron fijar la vista en el rostro de Moisés a causa de la gloria de su rostro, la cual había de perecer".

(14) 2 Corintios 3: 13
"Y no como Moisés, que ponía un velo sobre su rostro, para que los hijos de Israel no fijaran la vista en el fin de aquello que había de ser abolido".