Único

Griego: μονογενης [monogenês] (Adjetivo). De: μονος [monos] "uno", "único", "sólo" y γενος [genos] "clase", "género", "especie", "categoría" = "único de la espécie o de la categoría". Palabra incorrectamente traducida por unigénito = "único generado" o "único engendrado".

Aparece 9 veces en el NT:

(1) "Cuando llegó cerca de la puerta de la ciudad, he aquí que llevaban a enterrar a un difunto, hijo único de su madre, la cual era viuda; y había con ella mucha gente de la ciudad" (Lucas 7: 12).

(2) "Porque tenía una hija única, como de doce años, que se estaba muriendo. Y mientras iba, la multitud le oprimía" (Lucas 8: 42).

(3) "Y he aquí, un hombre de la multitud clamó diciendo: Maestro, te ruego que veas a mi hijo, pues es el único que tengo" (Lucas 9: 38).

(4) "Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad" (Juan 1: 14).

(5) "A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer" (Juan 1: 18).

(6) "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna" (Juan 3: 16).

(7) "El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios" (Juan 3: 18).

(8) "Por la fe Abraham, cuando fue probado, ofreció a Isaac; y el que había recibido las promesas ofrecía su unigénito" (Hebreos 11: 17).

(9) "En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él" (1 Juan 4: 9).